Los niños de GUMAL, o SARE OMAR-LY, nombre oficial del pueblo forman la mayoría de la comunidad del lugar. Con una población que supera de poco las 1.000 personas, cada familia puede tener una media de 4 hijos, por eso en Gumal es inevitable ver constantemente niños, adolescentes y algún joven de los pocos que no ha emigrado aún.

Gumal se encuentra en SENEGAL, al su lado este, cerca de las frontera con Guinea Cronaky, entre Tambacounda y Kédougou, cerca del río Gambia, unos de los últimos pueblos antes de la entrada a la Selva por el parque nacional de NIOKOLO-KOBA. El pueblo depende administrativamente del ayuntamiento de MISIRA, ciudad situada a unos 40km.

GUMAL no tiene ni dispensario de salud, edificio público o equipamiento comunitario. La primera escuela en la historia del pueblo, de maderas, comenzó su funcionamiento en enero del 2.017 a petición de sus vecinos y por colaboración de la Rotllana.

La actual estructura de la escuela es provisional, pues tiene que soportar las tormentas torrenciales de la época de lluvias, y el sol y la calor de 45º de la época seca. En estas condiciones, junto a la precariedad de material los niños realizan un sobre esfuerzo para poder estudiar. Pese a ello los niños y niñas de Gumal han conocido que es una escuela y están muy contentos de poder asistir. Comienzan a imaginar y pensar que si llegan a ser médicos tal vez podrán salvar a sus hermanitos, que si son profesores podrán enseñar a sus madres a contar y que no les engañen con el cambio en las compras, o que podrán ayudar a sus padres a tener más y mejores cosechas para alimentarse todo el año y no pasar hambre.

Tal vez la escuela permita que la familia permanezca unida en la tierra donde están enterrados sus abuelos y antepasados y que no tengan que perder ningún primo o hermano mayor cruzando el mar Mediterráneo en una patera.